AgriculturaCítricosProductos

El aumento de la demanda y el consumo de cítricos hace subir los precios de las variedades tardías

Crecen un 8% las exportaciones sudafricanas al territorio la UE con respecto al mismo periodo del ejercicio 2018/ 2019

El comportamiento comercial del mes de abril, con un incremento en el consumo y demanda de cítricos, ha supuesto una recuperación de los precios de las variedades tardías que han experimentado crecimientos entre la última semana de marzo y la primera de abril que van desde el 19% al 85%.

El último informe de la campaña citrícola, elaborado por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, señala un incremento notable de la demanda durante el mes de abril, que se explica por una tendencia a consumir fuentes de vitamina C y por la mejor conservación en el hogar de naranjas, mandarinas y limones frente a otro tipo de frutas.

Asimismo, apunta que las lluvias abundantes de los últimos meses también han contribuido a la recuperación de precios, ya que se ha traducido en un aumento del calibre para algunas variedades, como la ValenciaLate.

Esta mayor demanda -de las variedades de naranja Navel-Lane-Late, Navel Powel y ValenciaLate-, unido a la declaración esencial de la actividad agroalimentaria durante el estado de alarma, ha hecho que la recolección y la confección en los almacenes haya sido alta y los precios en este eslabón de la cadena se hayan incrementado.

El informe hace referencia al impacto sobrevenido sobre la actividad y los mercados por la emergencia sanitaria. Sin embargo las cifras de las exportaciones durante el primer semestre de la campaña (de septiembre de 2019 a febrero de 2020) ya reflejaron un incremento en la facturación del 12,8 % a pesar del descenso del 6 % en el conjunto de los envíos.

MÁS NARANJA SUDAFRICANA EN LA UE

El informe también refleja que, durante el último semestre de la campaña, el periodo comprendido entre septiembre y febrero, las exportaciones sudafricanas al territorio la Unión Europea han experimentado un crecimiento del 8% con respecto al mismo periodo del ejercicio 2018/ 2019.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollá, ha reivindicado la necesaria reciprocidad comercial que permita una competencia en igualdad de condiciones además de apelar a la preferencia comunitaria «ante un producto que no cumple los estándares europeos ni en materia medioambiental ni de seguridad alimentaria».

El aforo de cítricos para la campaña 2019/2020 que se presentó en septiembre mostraba un descenso de cosecha en relación a la campaña precedente significativo (-28,1%), que fue una de las más altas de los últimos 30 años de la Comunidad Valenciana.

Las cifras del segundo aforo, es decir, la revisión de las primeras previsiones tras la visita a campo de una submuestra de parcelas y variedades en fechas más próximas a la recolección, han confirmado la reducción de los volúmenes productivos, aunque el descenso es ligeramente menor que el inicial.

Así, según éstas, en la Comunidad Valenciana se espera una producción de cítricos cercana a las 2.973.740 toneladas de las cuales, el 39,3% son mandarinas (unas 1.168.390 t), el 51,3% naranjas (unas 1.526.950 t), el 8,7% limones (cerca de 258.900 t) y el 0,6% pomelos y otros (cerca de 19.500 t).

PÉRDIDAS POR LA DANA

Las lluvias registradas desde agosto han favorecido el incremento de calibre y peso en variedades de media estación y tardías, lo que deja la reducción de cosecha en un 26,6% inferior al balance de la anterior, pese a que en ocasiones se han registrado pérdidas puntuales como el caso de la DANA de septiembre, los vientos y lluvias de diciembre, o el efecto que la borrasca Gloria tuvo en enero de 2020 en las zonas de afección.

Las pérdidas por estos fenómenos han sido estimadas en 150.700 t siendo las naranjas el cultivo más afectado (63,1% con unas 95.100 t), seguido del de las mandarinas (23,6% con 35.560 t) y limones (13,3% con unas 20.030 t). Por provincias Valencia ha sido dónde más incidencia han tenido estos fenómenos al perderse unas 87.570 t, seguida de Alicante (43.590 t) y Castellón (19.530 t).

Estos datos han sido extraídos del Informe de la Situación de la Campaña Citrícola 2019/2020, que recoge la información actualizada a 30 de abril de 2020, que se encuentra publicada en la página web de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica.

Fuente
AGRODIARIO
Mostrar más

agroalimentaria

AgroMaster: Administración del Club

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies