ActualidadGanadería

El incremento de temperaturas dispara las plagas en los cultivos

El aumento de las temperaturas comienza a tener incidencia directa en las especies agrícolas y ganaderas en España

El Instituto Valenciano de Investigación Agraria y entidades de toda España trabajan a contrarreloj para mitigar los efectos de las plagas en los cultivos, ya que se ha demostrado que el cambio climático rompe el equilibrio biológico al fortalecer a estos insectos frente a otros que actuaban como fitosanitarios. Dicho de otro modo, el calentamiento está debilitando a los que velan por el equilibrio agrícola y fortalece a los que buscan destruirlo. Es una situación grave: estudios internacionales demuestran que por cada grado de aumento de las temperaturas pueden producirse mermas de entre el 10% y el 25% en las cosechas, dependiendo de las zonas.

La explicación es que el calentamiento climático provoca un cambio de metabolismo de los insectos, favoreciendo una mayor agresividad así como su capacidad de reproducción. Por el momento momento los cítricos y los manzanos son los más afectados, junto a almendros y olivos.

Calentamiento Global

El calentamiento global ha ocasionado un aumento de las temperaturas promedio en unos 0,8 grados desde principios del siglo XX. Para finales del siglo XXI se prevé que habrá un aumento de casi tres grados en temporada estival en la cuenca mediterránea, lo que afecta directamente a los insectos.

Los expertos opinan que es probable que el impacto del calentamiento global sea más importante en los niveles superiores de la cadena alimentaria, que a su vez dependen de la capacidad del nivel inferior para adaptarse a estos cambios.

Altas Temperaturas

Está demostrado que las altas temperaturas aceleran el ritmo metabólico de los insectos, por lo que es previsible un incremento en el número de generaciones en plagas y en ciclos en enfermedades.  También cambiará el efecto de los tratamientos fitosanitarios sobre estos insectos, pues con el aumento de la temperatura los pesticidas son más activos, pero se degradan más rápidamente.

El Ministerio de Agricultura sostiene que las técnicas de gestión ganadera tradicionales pueden ser las más potentes soluciones de adaptación al cambio climático así como de conservación de los ecosistemas de España, ya que están basados en la búsqueda de la eficiencia respecto a la utilización de recursos. Dicho de otro modo, la gestión tradicional del pastoreo faculta la reducción del impacto de la ganadería sobre el clima mediante un aprovechamiento sostenible. El movimiento constante del ganado es capaz de consumir las distintas formaciones vegetales en su momento óptimo, lo que proporciona una gran variedad de servicios ecosistémicos a la sociedad. Por ello, todos los expertos coinciden en que se reconozca la utilidad y la dignidad de las profesiones ligadas al sector (pastores, ganaderos, etc.) con el fin de evitar la completa pérdida completa de la rica cultura pastoril en nuestro país.

Mostrar más

agroalimentaria

AgroMaster: Administración del Club

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies