Aceite de Oliva

Se hunde el precio del aceite en origen a la vez que se dispara la venta en el súper

Los precios recibidos en origen por los productores de aceite de oliva se han hundido en las últimas semanas hasta niveles inéditos en seis años (2014), en claro contraste con el fuerte incremento de las ventas registrado en el supermercado por la pandemia.

Una parte del sector, la más cercana al campo, rezuma indignación y no descarta incluso la convocatoria de protestas en breve; la semana pasada un pequeño grupo formado por cerca de medio centenar de vehículos ya se manifestó sin previo aviso en Jaén.

El runrún alcanza ya tal volumen que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, tiene su agenda completamente copada esta semana por el sector: se reunirá con una docena de asociaciones en cuatro días, empezando hoy mismo por las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, y las cooperativas.

Mientras tanto, grandes aceiteras como Deoleo, Dcoop o Acesur han confirmado lo evidente: que sus ventas han aumentado con fuerza en este arranque de 2020, impulsadas por las medidas de confinamiento adoptadas para frenar la covid-19, que llevaron al consumidor a hacer un tipo de compra enfocado a llenar la despensa, con el aceite como uno de los productos “estrella” de su cesta.

Aceite en el supermercadoConcretamente, la venta de aceite de oliva en el supermercado se incrementó durante el primer trimestre en España, Estados Unidos e Italia un 19 %, un 23 % y un 7 %, respectivamente, según datos recogidos por las consultoras Nielsen e IRI.

Las cifras oficiales del panel que elabora el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación reflejan subidas en el consumo de aceite en el hogar de hasta el 30 % en las semanas de confinamiento respecto al año anterior.

El virgen extra -el de mayor calidad- se paga hoy a poco más de 1,9 euros, según los observatorios de precios Pool Red e Infaoliva: para encontrar un precio tan bajo hay que remontarse a 2014, hace sólo dos años cotizaba al doble (3,8 euros) y en apenas un mes ha caído 20 céntimos.

Otra “rareza” es que el precio del virgen -segundo en el escalafón- y el lampante se han ido igualando, hasta los 1,6 euros.

“Al final lo que está pasando es que el virgen extra ya no es la punta de lanza que tira el precio hacia arriba. En el mercado nacional estamos viendo que los supermercados ya ni siquiera utilizan tanto el aceite para lanzar ‘ofertas gancho’ porque su precio siempre es bajo”, lamenta un agricultor andaluz en declaraciones a Efeagro.

¿Por qué no suben los precios si la demanda se dispara?

Del lado de la oferta -la otra variable a tener en cuenta-, la producción de esta campaña ha bajado más de un 30 % respecto al año anterior y se sitúa por debajo de la media de los últimos ejercicios, con algo menos de 1,2 millones de toneladas.

Producción de aceite de olivaPor si fuera poco, entre diciembre y febrero se retiraron más de 200.000 toneladas de aceite del mercado con la pretensión de influir en los precios y elevarlos a través de la activación del almacenamiento privado, un sistema dependiente de Bruselas que sólo se utiliza de forma extraordinaria y que no ha surtido el efecto esperado.

En el sector hay división; mientras que desde las organizaciones agrarias denuncian que algunos se están “forrando” a costa de la “ruina” de los olivareros, envasadores y comercializadoras apuntan sobre todo a factores externos como el descenso de las exportaciones o la pérdida del canal de hostelería.

“Sí que es compatible que bajen los precios en origen pese al aumento de ventas en el súper. Primero, esa subida ya se ha acabado e incluso hay algo de retención. Segundo, perdimos la venta a bares y restaurantes, cerrados durante estos meses. Y, además, millones de turistas extranjeros no vendrán”, alega el responsable sectorial de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Rafael Sánchez de Puerta.

En su opinión, también es clave el frenazo de las exportaciones (la categoría de aceite y grasas retrocedió un 4,4 % en el primer trimestre), provocado en parte por el arancel impuesto por Estados Unidos al aceite de origen español que llega importado.

Pero desde el campo discuten este impacto; olivareros hablan de “manipulación” de precios por parte de la industria y amenazan con movilizaciones

Fuente
EFEAGRO
Mostrar más

agroalimentaria

AgroMaster: Administración del Club

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies